Un sistema de aprendizaje integrativo a través del cuerpo

A lo largo de los años vamos adoptando todo tipo de patrones de conducta que van condicionando y moldeando nuestra expresión y libertad personal. Estos patrones se van instalando y grabando en el cuerpo en forma de tensiones, bloqueos energéticos y en una manera fija de utilizar y mover el cuerpo.

Muchos de los síntomas que desarrollamos con los años como dolor crónico, ansiedad, problemas en la digestión, cansancio crónico, una sensación general de desempoderamiento y desconexión son una consecuencia de este proceso.

La Vía del cuerpo te enseña a tomar consciencia de tus propios mecanismos con el fin de soltar patrones limitantes, aprender a gestionar tus emociones, recuperar tu energía vital, tu salud, tu confianza, armonizar la manera en que te relacionas con otros, encaminarte hacia lo que realmente quieres y en definitiva vivir una vida valiosa y en sintonía con tu propia esencia.

Los principios que guían La Vía del Cuerpo

  • SOMOS RESPONSABLES DE NUESTRO BIENESTAR

    Gran parte de lo que nos genera malestar es auto generado. El conflicto interno y el sufrimiento nacen de nuestras propias resistencias y creencias limitantes. La clave está en reconocer nuestro propio condicionamiento para no ser víctima de él.

  • EL CUERPO TIENE LA CAPACIDAD DE SANARSE

    Nuestra atención suele estar fijada en la mente. Es a partir de ahí que acabamos generando todo tipo de síntomas que generan malestar. Cuando recuperamos la atención en el cuerpo tenemos la oportunidad de soltar esfuerzos innecesarios permitiendo que la energía vital fluya y que el cuerpo se sane.

  • LO QUE RESISTE PERSISTE. LO QUE ACEPTAS SE TRANSFORMA

    Todo en la vida está en constante movimiento, cambio y evolución. Cuando resistimos a este movimiento creamos un bloqueo en nuestra energía vital. Percibir, experimentar y permitir que somos parte de este constante flujo es la puerta hacia la sanación y la transformación.

  • EL CUERPO NO MIENTE

    La mente suele interpretar y analizar la realidad creando muchas veces confusión y una manera distorsionada de percibirnos. En cambio el cuerpo no miente. Todo lo que somos se refleja en el cuerpo; La manera que pensamos y que nos expresamos, la manera en que percibimos el mundo, nuestra actitud ante la vida, etc.

  • LA VIDA COMEINZA AL FINAL DE TU ZONA DE CONFORT

    Tenemos la tendencia de acomodarnos en lo conocido adoptando todo tipo de patrones repetitivos, incluso cuando eso no sienta muy bien. Los momentos de crisis son una oportunidad para expandir nuestros límites, recuperar posibilidades y descubrir nuestro poder personal.

  • SOMOS PARTE DE ALGO MAYOR

    Somos parte de nuestro entorno, de un sistema familiar, de una sociedad, de un planeta, del Universo… Somos nuestro cuerpo, las emociones, los pensamientos, la energía… Todo en la vida esta interconectado. Estar en contacto y ser capaces de establecer una relación con esta interconectividad es la puerta hacia lo sagrado.

  • POSEEMOS UN POTENCIAL ÚNICO QUE DESEA EXPRESARSE

    Cada uno de nosotros trae algo especial a este mundo, cada uno tiene un don que desea ser expresado. Cuando no permitimos que esto suceda invitamos la enfermedad y el estancamiento. El bienestar consiste en gran parte en descubrir y dejar florecer este potencial.

  • LA ENERGÍA FLUYE DONDE VA LA ATENCIÓN

    Todo aquello en lo que centramos la atención, tanto en forma consciente o inconsciente, adquiere fuerza en nuestra vida. Si ponemos mucha atención en un problema o en un malestar, éstos se acrecientan. Si ponemos en cambio, la atención en las posibles soluciones o en el bienestar deseado, eso es lo que facilitamos.

La Vía del Cuerpo ofrece tres vías de aprendizaje


Actualmente, además de las sesiones individuales ofrezco talleres de transformación y módulos de formación de La Vía del Cuerpo. Con el tiempo se ha ido creando una comunidad alrededor de estas actividades, lo que me motiva enormemente a seguir compartiendo mis conocimientos y desarrollando La Vía del Cuerpo, entendiendo que se trata de un proceso en constante evolución.

Formaciones
Formaciones
Conviértete en un agente de consciencia y bienestar. En estos módulos de formación aprenderás a acompañar el proceso de sanación y transformación personal de otros, utilizando los conceptos y las herramientas de La Vía del Cuerpo.
Talleres
Talleres
Profundiza tu aprendizaje personal atendiendo a uno de los talleres de transformación donde combinamos el trabajo corporal con otras practicas de origen chamánico. El formato en grupo es muy enriquecedor y permite aprender del proceso de otras personas.
Sesiones Individuales
Sesiones Individuales
Sesiones individuales enfocadas en recuperar tu salud y encaminarte hacia lo que realmente quieres. La sesiones son especialmente eficaces para solucionar una variedad de condiciones crónicas como la ansiedad, problemas en la digestión y otros síntomas de carácter psicosomático.

¿Quieres apuntarte a una de las actividades de La Vía del Cuerpo?

La Vía del Cuerpo te enseña a restaurar la salud y ofrece herramientas poderosas de auto-conocimiento y transformación personal.

CONTACTA